Intensidad emocional

Si has entrado en esta sección, es muy probable que lleves un tiempo sintiéndote mal, quizá con la sensación de que siempre acabas fastidiando tus relaciones o proyectos porque, llegado cierto momento, tus emociones –especialmente la rabia, el miedo y la tristeza- te invaden y parecen tomar el control de tu vida.

Seguro que en muchas ocasiones has intentado hacer las cosas mejor, que incluso hayas tenido temporadas en las que parecía que el cambio había llegado, pero otra vez has vuelto a caer en huracanes emocionales que vuelven a arrasar con todo, dejándote con una sensación de impotencia y culpa.

Estas situaciones suelen darse cuando nuestro mundo emocional es muy intenso y todavía no hemos integrado herramientas que nos permitan entendernos y manejarnos de manera sana.

En terapia el primer paso será promover el autoconocimiento de tus emociones, ya que no podemos curar lo que no podemos sentir, lo que tememos o a lo que no sabemos dar nombre y forma. El segundo paso será conocer cuáles son las herramientas de regulación emocional que tú necesitas en este momento y cómo podemos ir integrándolas en tu día a día para ir probando y consolidando nuevas formas de comprender, sentir y actuar que nos permitan crear experiencias y vínculos saludables.