Trauma complejo

Trauma complejo

¿Necesitas ayuda?

¿Qué es el Trauma Complejo?

Hablamos de trauma complejo cuando una persona ha vivido en, o desde, su infancia experiencias repetidas o prolongadas de múltiples formas de abuso o maltrato.

Una de las circunstancias que vuelven este tipo de situaciones potencialmente traumáticas es que, al suceder en reglas generales en la infancia, ocurre en circunstancias donde el escape no es posible debido a limitaciones de maduración, físicas, psicológicas, familiares, ambientales y sociales.

Otra característica fundamental de este tipo de trauma que está presente tanto en su etiología y como en su tratamiento, es que el daño es interpersonal, es decir, ha sido provocado por una o varias personas, a menudo significativas para la persona, como algún familiar, amigo/a o profesor/a.

Por este motivo, el proceso terapéutico que ofrecemos desde Llum Psicología es un espacio interpersonal seguro y afectuoso, en el que elaborar tu historia a través del trabajo y cuidado del propio vínculo terapéutico. Como dice el psicoterapeuta Raimundo Guerra Cid: el trauma se genera en relación y se restaura en relación.

Trabajar el trauma complejo en terapia

El trauma muchas veces supone lo indecible, la emoción que no se puede explicar con palabras y, también, aquello de lo que no se habla, aquello que es tabú, que da vergüenza, miedo o culpa. El trauma es la autocensura de la experiencia.

Además, como el recuerdo suele estar fragmentado, es difícil crear un relato del mismo. Lo que no se puede narrar, tampoco se puede pensar con claridad y lo que no se puede pensar, no se puede transformar. El trauma se vuelve una piedra en el corazón.

El objetivo de la terapia es que de forma conjunta podamos poner palabras y crear un relato de lo que ocurrió integrando todos los recuerdos, emociones y sensaciones, para transformarlo en una experiencia más saludable que te permita tener una vida plena

«Las raíces de la resiliencia deben buscarse en la sensación de ser comprendidos y de existir en la mente y en el corazón de otra persona amada, sintonizada y dueña de sí misma.»
Diana Fosha

Irene Sacido Martín
Irene Sacido Martín
2023-05-15
Una reseña es insuficiente para describir la atención y ayuda que he recibido de Davinia. Es una gran profesional en un proceso de evolución constante, siempre está buscando la forma más adecuada para apoyarte en cada momento. Con empatía, amabilidad, atención, sin juicios, hace que las sesiones con ella sean cómodas y sinceras. En mi caso acudí a ella en un momento muy duro, desbordada por la situación que estaba viviendo, y me he quedado porque, además de ayudarme a salir de situaciones dolorosas, me acompaña y anima a encontrar el sitio donde me encuentro a mí misma, en paz. Gracias de corazón, Davinia.
Marta Woodall Calatayud
Marta Woodall Calatayud
2023-04-16
Davinia es una gran profesional, me ha ayudado mucho. Estoy muy contenta con los avances que he realizado. Tiene una empatía enorme y me he sentido a gusto desde el minuto uno. La recomiendo 100%.
Irina Pérez
Irina Pérez
2023-04-15
Davinia se trata de una muy buena psicóloga. Me ha ayudado muchísimo con mi salud mental, especialmente a mejorar mi autoestima. Es además super agradable. La recomiendo mucho!!
Luis Colomer
Luis Colomer
2023-02-18
Muy agradecido por el aprendizaje que sigo adquiriendo con ella en las sesiones. Sin duda una gran profesional.
Rosabel
Rosabel
2023-02-15
Me sentí muy a gusto con Davinia desde la primera sesión, siento que he evolucionado y he hecho muchísimos avances con ella. Siempre me ha tratado con cariño y empatía, estoy muy contenta de haber conectado con ella para que me acompañe en este proceso de cambio y mejora 🙂
DANI4U
DANI4U
2023-02-09
Mi nombre es Daniel , y llevo un año y medio en terapia con Davinia Sánchez. Esto ha marcado un antes y un después en mi vida, me está ayudando muchísimo más de lo que me podía imaginar, lo que me ha llevado a superar muchas circunstancias duras y ser feliz cada dia. Es una profesional de 10 y tiene una excelente y empatica calidad humana. Aconsejo a todo el mundo sus servicios, sea cual sea el problema.
Irene Castelló García
Irene Castelló García
2023-02-02
Davinia es una persona muy profesional. Gracias a ella he aprendido a gestionar muchísimos aspectos de mi vida que antes me desbordaban y le estoy tremendamente agradecida.
Cristina Fiteni
Cristina Fiteni
2023-02-01
Mi hijo va y encantado con ella ,se le nota cada sesión que va …
Raquel
Raquel
2023-01-04
Davinia es una gran profesional, sabe crear un ambiente de confianza desde el primer momento que ayuda a abrirse a uno mismo. Sin duda, la recomiendo!
Beatriz Muriel
Beatriz Muriel
2022-12-01
Davinia es una gran profesional! Te acompaña en tu proceso desde la empatía y el respeto, y te ayuda a sentirte cómoda en todo momento. Muy agradecida por el trato recibido 😊

Dudas frecuentes sobre Trauma complejo

En la actualidad hay mucha confusión para definir lo que es un trauma psicológico. Te propongo que en esta ocasión diferenciemos dos tipos de trauma:

1) La vivencia de un acontecimiento único que te ha podido desbordar física y emocionalmente. Por ejemplo, la experiencia de un accidente de tráfico, un ataque terrorista, un desastre natural, una violación, o una agresión física, entre otros tipo de experiencias adversas que suponen un evento único. En este tipo de circunstancias, podríamos entendernos hablando de lo que quizá has oído nombrar como síntomas por estrés postraumático.

2) Una serie de vivencias prolongadas en el tiempo con comienzo desde la infancia, que han ido erosionando tu salud física y emocional, e incluso han podido influir en cómo es tu personalidad o la construcción de tu identidad. En este tipo de circunstancias, hablaremos de lo que se conoce en psicología como trauma complejo.

Para protegernos del dolor, el cerebro en muchas ocasiones disocia lo ocurrido o lo almacena con lagunas o con la sensación de que le ocurrió a otra persona. No acordarse de lo ocurrido o tener dificultades es algo normal que ocurre con frecuencia.
Además, por la intensidad de lo ocurrido, no se suele formar un recuerdo completo que integre lo que pasó, con lo que se percibió y se sintió, sino que existe la sensación de que cada cosa va por un sitio, como si los distintos aspectos de la experiencia no estuvieran conectados entre sí.

Lo que suele caracterizar la vivencia traumática son las huellas emocionales: esas emociones o sensaciones físicas o sensoriales que se han guardado en la memoria de forma aislada y que se reviven con fuerza ante un disparador, es decir, ante una situación o elemento que recuerde a la experiencia traumática original.

No importa los años que pasen, las sensaciones físicas y emociones que son disparadas por algo relacionado se reviven como si lo que es pasado fuera presente, sin atender a razones.

Por ejemplo: si una mujer vivió una violación infringida por un hombre que utilizaba la colonia de Calvin Klein, quizá no recuerde el rostro de esa persona, pero sí registró como experiencia sensorial el olor de la colonia y puede que en su futuro cada vez que vuelva a oler esa colonia, su cuerpo reaccione activándose de la misma forma que sucedió en aquel momento: pánico, asco, sensación de estar sometida, dolor vaginal…

Uno de los objetivos de la terapia es, poco a poco, poder elaborar el contenido traumático para que no quede aislado, sino que podamos ir conectándolo, recuperando cierta memoria, creando un relato narrable, integrando todas sus emociones y sensaciones, para que no sean vulnerables a ser disparadas sin control ante los disparadores.

El trauma es una experiencia que emocionalmente nos desborda. No importa tanto si objetivamente ha sucedido algo grave, lo que importa es cómo lo hayas vivido y sentido tú. Independientemente de lo que haya pasado, un acontecimiento se vuelve traumático cuando el cerebro no puede procesar lo ocurrido porque interpreta que es tan intensamente peligroso o doloroso que el funcionamiento normal se colapsa, es como si se bloquease, como un corte de digestión.

A grandes rasgos, lo que ocurre ante un acontecimiento traumático es que la experiencia se registra fragmentada:

  • Por un lado se registran las sensaciones físicas, por ejemplo, de activación fisiológica, como las palpitaciones, el temblor, la paralización;
  • por otro, las percepciones sensoriales como el tacto o los olores, o alguna imagen concreta;
  • por otra parte, las emociones de terror, pánico, angustia, dolor, pena…
  • y por otra parte, el recuerdo en sí de los hechos que ocurrieron, que muchas veces se recuerda borroso, con lagunas o directamente no puede recordarse.

Servicios Psicológicos Relacionados

Abrir conversación
¡Hola! ¿Necesitas más información?
Hola 👋😊 si necesitas ayuda o tienes cualquier consulta, no dudes en contactar conmigo y estaré encantada de atenderte.